Según los datos oficiales de las empresas cripto que operan en el país, hay aproximadamente entre 30.000 a 40.000 compradores de criptomonedas que comercializan peer to peer. Punta del Este, será la prueba piloto y si todo sale bien, se espera poder extenderlo a otras localidades.

Uruguay tendrá su primer cajero de criptomonedas y las consultas explotaron en los últimos días. Se llamará UTM y será instalado por dos empresas uruguayas del sector: InBierto y Urubit. Allí se podrán comprar y vender dos divisas digitales que fueron creadas por dichas compañías.

Según los medios locales, el cajero será inaugurado el 1 de enero en el “Smart Point” ubicado en Punta del Este. ¿Cómo funciona? El usuario debe tener descargada una billetera electrónica caliente, que son las que están conectadas a internet. El director y fundador de inBierto, Adolfo Varela, explicó a El País que ellos tienen una que se llama U-Wallet, pero se podrá utilizar cualquiera que tenga la opción de hacer una transacción con un código QR.

Una vez que se tiene la billetera virtual, se acude a un cajero donde se puede comprar o vender. En el caso de querer adquirir, se puede elegir entre Ferret Tokens y Urubits. Después, si es que se quiere, en la billetera virtual se pueden intercambiar por otras criptomonedas como el bitcoin.

Para vender, se hace la gestión en el cajero y se recibe efectivo. Aunque la versión actual aún no entrega dinero físico, está dentro de los planes de la empresa que la opción esté disponible para la inauguración oficial. El costo de transacción dentro de la red es de 3%, que se redistribuye entre todas las personas que tienen un Ferret Tokens o Urubits en su billetera.

Según los datos oficiales de las empresas cripto, Uruguay tiene aproximadamente entre 30.000 a 40.000 compradores de criptomonedas que comercializan peer to peer. Punta del Este, será la prueba piloto y si todo sale bien, se espera poder extenderlo a otras localidades del país vecino.

“Creemos que la implementación de cripto va a ir aumentando cada vez más. Hoy estamos a un nivel igual que la implementación del internet en 1999 o 2000, que era solo el 0,5% de la población mundial. La diferencia es que, en aquella época, para tener internet se dependía de la voluntad de los Estados o las empresas que pudieran desarrollar las redes. Hoy, ya todo el mundo tiene internet, por lo que la adopción de las cripto va creciendo año a año. Además, las políticas económicas de las criptomonedas son deflacionarias y lo protegen al usuario de la inflación del dinero fiat. Por lo que, como América es un continente que conoce mucho de inflación, la adopción va a ser cada vez más grande”, opinó el director y fundador de inBierto, Adolfo Varela, en diálogo con El País al hacer la presentación.

En Uruguay no hay una regulación específica para las criptomonedas. El Banco Central del Uruguay (BCU) recordó en octubre que los activos virtuales no son “monedas de curso legal, como sí lo es el peso uruguayo”, y “no fueron emitidos ni cuentan con el respaldo de ningún banco central”.

Asimismo, indicó que la “emisión y la comercialización de estos instrumentos no son actividades que se encuentren comprendidas” dentro de su actuación y, por tanto, “no están sujetas a regulación específica”. Significa que, “quienes operen con estos instrumentos, no les son abarcables las medidas de protección al usuario financiero prestadas por entidades reguladas y supervisadas” por el BCU.

Según la última base de datos del sitio web Coin ATM Radar, en Latinoamérica los países que tienen mayor red de cajeros automáticos son El Salvador, Colombia, Puerto Rico, Brasil y México. Ahora, Uruguay se convertirá en uno de ellos.

Fuente: Ámbito